Los turbos y los motores de F1

VISTAS 209

Los turbos y los motores de F1

Por Enzo Nuvolari

Cabe recordar la etapa de vigencia de los turbos dobles en los motores de F1. De la década del '70, la aplicación impulsada en parte por la firma francesa Renault.

Después de casi tres décadas, sin duda el turbocompresor de serie, y de uso en autos deportivos y de competición, experimentó un importante desarrollo en todo sentido.

Tanto los turbos usados en motores de carrera, de ciclo Otto de nafta/gasolina, como de ciclo Diesel, evolucionaron en los siguientes puntos: - Diseño - Turbomaching o adaptación a cada motor. - Materiales. - Investigación y desarrollo. - Procesos de fabricación



Es lógico pensar que un turbocompresor construido para ser montado en un motor de alto rendimiento, del tipo de formula 1, tiene muchas diferencias con un turbo diseñado y fabricado en serie. Como experiencia, se sabe que en la F1, uno de los peores enemigos es el peso.

Teniendo en cuenta, el parámetro del fuerte caudal de aire necesario que debe ser elevado de presión y las búsquedas de mayores rendimientos a lograr, en el estudio y el concepto del turbo es fundamental la condición del peso. Cabe destacar los riesgos que existen para la integridad mecánica y térmica de los componentes, ya que la temperatura a la entrada de la turbina llega a superar los 1.100 grados C.



La firma Americana Garrett, en la década del '70, era la proveedora de turbos de los motores V6 de 1.500 cm3 de Renault, Ferrari y Ford, fabricando turbocompresores de "competición" con una vida útil de no más de 4 horas, y turbos para la "clasificación" fabricados para durar un máximo de 90 minutos, ya que se utilizaban a una presión máxima de 5 bares absolutos.

Leer más

Seleccione su provincia o ciudad.

captcha
Suscribite a nuestro Newsletter Toda la información que necesitás sobre posventa y mercado automotriz, en tu casilla.
Suscribirme
Seguinos hoy!